Academy / 5 de diciembre
Compartir

Creatividad para vivir mejor

Las personas han olvidado lo importante que es la creatividad en sus vidas. Quizás han asociado esta palabra exclusivamente a seres humanos del medio artístico; pintores, arquitectos, músicos, escritores, o bien, científicos de las ciencias naturales, robótica, y muchas áreas que ni se mencionan por desconocimiento.

Pero la creatividad no es del dominio exclusivo de individuos ultra inteligentes, vive en cada uno, incluso en vos, aunque por supuesto en mayor o menor medida. Crear ideas originales es parte de un proceso cognitivo del cerebro humano (¡y otras especies!); intervienen la capacidad de procesar información, aprender, razonar, memorizar, entre otras.

Grandes descubrimientos y soluciones trascendentales a problemas del mundo, han sido alcanzados después de un largo proceso de introspección y análisis… o no necesariamente. El ser creativo y todo lo que interviene en ello es algo que aún demanda la atención de especialistas que buscan respuestas a cómo funciona este proceso.

En esta ocasión, desde Boombit Academy, deseamos compartirte algo fundamental: podés ser creativo y ejercitar esta habilidad, pues más que un “don divino” como se pensaba hace siglos, ser creativo es un ejercicio constante que deja resultados satisfactorios. No temás a sufrir bloqueos, a no saber qué hacer pues hasta los más importantes referentes de la creatividad lo han vivido. Ser perseverante y apasionado por tu área de interés, es lo que “suelta” esa creatividad que llevás en tu interior.

Pensá, luego existí

El filósofo francés del siglo XVI, René Descartes, lo dijo muy poético en su Discurso del Método, “pienso, luego existo”; y esto es aplicable precisamente a la creatividad. Dar forma a las ideas que tenés requiere por supuesto mucho pensamiento, pero no cualquiera, sino uno enfocado en romper con lo tradicional y hacer que tus viejas ideas se extingan para dar espacio a nuevos conceptos, conocimiento fresco que traerá la chispa elemental de lo creativo.

No importa cuál es tu proyecto, esto no es solo para poetas, si sos ingeniero; locutor, comerciante, profesor, estudiante o de cualquier otro sector, el despertar de tu creatividad está primeramente en el deseo desmedido de descubrir nuevas ideas. Una técnica muy tradicional pero efectiva es la lluvia de ideas, anotar todo lo que viene a tu mente para dar surgimiento a un proyecto atractivo será eficaz en dicha tarea.

Dejá de preocuparte por lo que piensen los demás. Este es uno de los principales bloqueos del pensamiento creativo, “¿qué va a pensar de mí?”, “me van a ver como un loco”, “esto no sirve”. Ser creativo también involucra hasta cierto punto proponer con seguridad tus ideas, darle valor a lo que has ideado y soltar… todo cambia, todo se transforma y en el camino seguramente tu idea va a mejorar, pero no la abandonés por temor a lo que otros critiquen.

Mejorá con efectividad

Finalmente, aunque el tema de la creatividad es denso y muy interesante, vamos a compartirte algunas técnicas que te van a ayudar a desarrollar esta habilidad, puestas en prácticas generan mucha satisfacción.

  1. Colaborá: si bien es cierto a veces necesitamos concentración y alejamiento para generar nuevas ideas; sin embargo compartir con otra personas, escuchar sus ideas y platicar las propias, estimula aún más el pensamiento natural lo cual permite realizar conexiones e impulsar nuestra creatividad.
  2. Anotá: lo que no se escribe se olvida… ¡y esto pasa seguido! No dejés escapar esas ideas, mantené tu libreta y lápiz cerca para luego darle forma a esas creaciones incipientes.
  3. Inspirate: para esto tenés que ayudarte de varias técnicas, algunas de ellas incluyen: leer, observar, platicar, conocer gente, caminar, hacer ejercicio, comer… sí, la inspiración puede estar en todo, así que para ello lo mejor es percibir el mundo en su totalidad, curioseá cuánto podás y ahí vas a encontrar la inspiración.
  4. Compartí: es bueno escuchar lo que otros piensan en un sentido positivo, escuchá los comentarios de personas que son cercanas y sabés te van a dar una opinión objetiva y certera. Esto ayuda a crecer tus ideas y recordarte que no solo se trata de lo que vos pensás.
  5. Perseverá: esto es lo más importante, ser creativo es también perseverar en esta misión. Investigá sobre lo que te apasiona, se paciente con tus proyectos y continúa creando todo lo que sea posible, sólo así vendrán mejores ideas, el éxito se encuentra en la perseverancia de tus pensamientos.

Como todo en la vida este es un camino complejo, presenta obstáculos y en algún momento buenas recompensas. Definitivamente sabemos que la creatividad te ayuda a vivir mejor, a vivir en pleno uso de esas facultades maravillosas que nos otorgó la evolución para ser pensantes, imaginativos y por supuesto… muy creativos. ¡Te esperamos en otro post!

 

Autor

Sergio Bustamante.

Comentarios

Suscribirse

Si queres estar informado de nuestras noticias, nuevos cursos, podcasts y webinar te recomendamos suscribirte.